Top

A TODO GAS (NATURAL) POR LA MOVILIDAD SOSTENIBLE

Una gran parte de la polución en las ciudades es causada por los gases que emiten los coches. Sin ir más lejos, en Barcelona tenemos un problema gravísimo con la concentración de partículas de CO2 por M3 de aire, superior incluso al de ciudades más grandes. Sin ir más lejos, esta semana pasada las administraciones se han puesto de acuerdo para poner en práctica un plan de acción para reducir las emisiones en 43 municipios de la primera y segunda corona metropolitana, donde sólo podrán circular los vehículos que contaminen menos.

Desde LIVE somos conscientes de que esta medida, a pesar de ser necesaria, está siendo controvertida, especialmente para aquellos profesionales que necesitan moverse para esta área y, por ello, impulsamos la utilización de medios sostenibles y alternativos de movilidad, como la del Gas Natural vehicular (GNV), tanto en su forma licuada (GNL) o comprimida (GNC). Aquí puedes ver las ayudas disponibles para poder adquirir estos tipos de vehículos.

El GNV es un combustible perfecto para impulsar todo tipo de vehículos pesados: desde furgones, trailers y autobuses hasta maquinaria de servicios e incluso, barcos. También se utiliza ampliamente para flotas de vehículos que deben estar circulando continuamente. Sin ir más lejos, una gran parte de los buses de TMB y los taxis de Barcelona ya funcionan con GNV.
Aparte de ser una opción segura, más sostenible y ecológica que la gasolina o el diesel, el GNV también es una opción más económica. Por poner un ejemplo aproximado: si hacer 100 kms en un coche de gasolina puede costar unos 5 €, en un de GNV cuesta 3 €. Y en cuanto sostenibilidad, algunos vehículos industriales de GNV que se fabrican actualmente pueden reducir hasta un 30% las emisiones de CO2 y un 95% las de partículas de este gas, en comparación con un coche que se mueve por gasolina convencional, aparte que emiten hasta un 15% menos de óxidos de nitrógeno (NOx), que son los principales causantes de la contaminación atmosférica. Y además, los costes totales de explotación de un vehículo GNV son un 10% inferiores a los de un vehículo diesel, Y eso que no hemos dicho que la principal compañía suministradora en España de GNV, Gas Natural Fenosa, ofrece bonos de combustible y descuentos para consumo.

El GNV se puede usar tanto para trayectos a nivel urbano como de carretera, tanto nacionales como internacionales, ya que hay una directiva europea que dice que al menos cada 150 kms debe haber una estación de GNC y una de GNL cada 400km . Así que no hay que preocuparse por quedarse sin gas. En este link puede ver dónde están las estaciones de GNV de toda España.

Sin embargo, donde el GNV ha ganado mucha tirada es sobre todo a nivel urbano, sobre todo en lo que se llama ‘transporte de última milla’. No es de extrañar que grandes marcas, como Primark, Consumo, IKEA o Bodegas Torres, apuesten por GNV, como también lo han hecho varios ayuntamientos y otros organismos públicos a la hora de incorporar nuevos vehículos a sus flotas de mantenimiento y transporte urbano. Pero si hay que hablar sobre un caso paradigmático en la introducción del GNV de manera masiva es el de Grupo Pascual que, como parte de su programa de sostenibilidad ambiental, fue de las primeras compañías en adoptar el GNV para toda su flota de automóviles hace ya tres años, y hoy en día tiene la flota de coches de empresa sostenible más grande de toda Europa.

Sin embargo, el GNV no sólo mueve camiones y furgonetas, sino que también se utiliza en maquinaria pesada y de usos especiales. Así como también puede mover algo tan grande como es un barco. De hecho, Baleària ya tiene un ferry de baja contaminación: el servicio diario entre Barcelona y Palma cuenta con una nave que, gracias al gas natural, ya no necesita mantener encendido el motor de combustión para generar electricidad cuando está en puerto. En el futuro, sin embargo, Baleària espera poder tener tres naves más que utilicen el Gas Natural como combustible también en las travesías.

El GNV no es un combustible nuevo, sino que ya hace tiempo que en otros lugares del mundo lo utilizan de manera masiva. Por ejemplo, y por muy sorprendente que parezca, Irán es el país con el parque móvil de GNV más grande del mundo, con cerca de un 30% de vehículos del país lo utilizan. Otros países, como Ucrania, ya lo utilizaban para impulsar diversas flotas de autobuses municipales desde los tiempos de la guerra fría. Pero esto también se debe a que estos son dos países ricos en gas, y la I + D en este campo siempre ha ido un paso más adelante allí.
Así que ya sabéis, no hay excusa para ir a todo gas por la movilidad sostenible!