Top

¿Las furgonetas de tu flota te piden un cambio? ¡Pásate a las 0,0!

Un 20% de los vehículos que circulan hoy en el ámbito de la metrópolis de Barcelona son furgonetas de flotas de mercancías. De aquí a tres años, será necesario que al menos un 15% de estos vehículos sean sostenibles si queremos cumplir con los Acuerdos de París sobre cambio climático y respirar un aire que no sobrepase los límites recomendados por la OMS.

En LIVE te queremos asesorar para que te prepares para pasar tu flota a los vehículos 0,0: vehículos sin emisiones que usan energías sostenibles.

Sabemos que gestionar una flota de vehículos no es una cosa menor, ni fácil, ya que tanto su mantenimiento como su renovación pueden llegar a ser un rompecabezas dónde se deben considerar otros factores además del puramente económico: la capacidad, el confort, la seguridad del vehículo, la fiabilidad… y el hecho que el vehículo de empresa, ya sea un turismo, una motocicleta, una furgoneta o un tráiler, es una imagen permanente de presentación de tu compañía.

Sobre este último tema, sólo un dato: las flotas de furgonetas son las responsables del 33% de las emisiones de los vehículos del área metropolitana de Barcelona. Es decir, una tercera parte de la contaminación del aire que respiramos sale del tubo de escape de las furgonetas.

Hoy en día es una obviedad decir que la movilidad sostenible ha llegado para quedarse en las flotas de transporte, como ya lo está haciendo con los vehículos particulares. De la misma manera que no concebimos un servicio de motosharing que no sea eléctrico, no se necesitará mucho tiempo para que consideramos obsoletas las furgonetas con combustible convencional.

Aparte de la justificación puramente económica (un vehículo eléctrico es más barato que un vehículo convencional, si consideramos todo su ciclo de vida) os podemos dar más razones de oportunidad para hacer el cambio a la movilidad sostenible.

La decisión de adquirir una flota de vehículos convencionales puede parecer menos arriesgada y asequible a corto plazo, pero hay que tener en cuenta que sus costes variables son muy altos en comparación con un vehículo impulsado por electricidad o GNV, ya que en estos últimos los costes en mantenimiento y energía son notablemente inferiores. De hecho, uno de los falsos mitos que sufren los vehículos sostenibles es que son demasiado caros, pero con las ayudas que se ofrecen desde diversos organismos la renovación de la flota a las energías sostenibles puede resultar muy fácil de llevar a cabo. Ayudas como el Plan Movea* del Gobierno español, para la adquisición de vehículos sostenibles (por compra o leasing) – ya sean eléctricos, a gas o con pila de combustible -, o el Plan PIRVEC del Institut Català de l’Energia (ICAEN), para instalar puntos de carga eléctrica en todo el territorio catalán, son oportunidades a tener en consideración en la hora de escoger qué vehículos nuevos incorporaríais en vuestra flota.

Además, los vehículos eléctricos gozan de ventajas económicas en una multitud de tasas y servicios, como la gratuidad de la zona azul en toda Catalunya así como los peajes gratis en las autopistas. También pagan un impuesto de circulación bonificado al 75%, y la ITV es un poco más barata ya que no necesitan de pruebas de ruido ni de emisiones, entre otros incentivos que la administración va aplicando. Ahora mismo, 38 flotas de empresas que operan en Catalunya, como Danone, Urbaser o el Instituto Metropolitano del Taxi, ya tienen el Distintiu de Garantia de Qualitat Ambiental en todos sus vehículos, lo que representa un total de 6.359 turismos, furgonetas, y camiones que superan determinados requerimientos de calidad ambiental más allá de los establecidos como obligatorios por la normativa vigente. Esto garantiza que puedan estar en funcionamiento los 365 días del año en cualquier zona del país, sin importar las condiciones climáticas o ambientales.

Casos de éxito

Las empresas que necesitan de una flota en constante movimiento dan testimonio de las mejoras que tiene pasarse a la movilidad sostenible. Un ejemplo claro es el del Grupo Leche Pascual, que des del 2011 ya adapta su flota de turismos para comerciales a las energías sostenibles, y al 2014 decidió dar un paso más allá y pasarla toda al gas natural.

Otra empresa que también necesita una flota ágil en constante movimiento es la de Correos, que está adaptando la mayoría de sus vehículos, tanto los de larga distancia como los de última milla, a la movilidad sostenible. Por ejemplo, cada vez más tráileres que trabajan con Correos están pasando por el taller para ser adaptados al dual-fuel, pero desde la central también están adquiriendo motos eléctricas para los carteros.

También son notables para todos aquellos que pisáis Barcelona, que el Ayuntamiento usa furgonetas eléctricas para el mantenimiento de los parques y jardines, así como las brigadas de limpieza de algunos barrios, dónde el acceso en furgoneta grande es complicado.

De la misma manera, las empresas que forman parte de Agbar, como Sorea o Aigües de Barcelona, sólo se mueven con vehículos sostenibles. De hecho, esta última está más que decidida en tener la flota eléctrica más grande del área metropolitana.

A parte de las que hemos nombrado, cada vez son más las empresas e instituciones que están gozando de las ventajas de contar con los coches eléctricos en su flota.

Tu empresa también puede tomar la delantera en la transformación del parque móvil. Y lo agradecerán tu balance, tu salud y la nuestra.

¡Llámanos al 93 100 31 51 o envíanos un mail a info@livebarcelona.cat, y te ayudaremos con la transformación de tu flota!

En LIVE estamos plenamente comprometidos con el medio ambiente y nuestro objetivo es la promoción de la movilidad sostenible, así como el de ofrecer ayuda a todo aquél que quiera dar el paso.

*Actualización del 08/08/2017: Ayudas ya agotadas a la espera de reasignación presupostaria en septiembre.